Innovación

La tecnología y la I+D+i son un sello de identidad de los astilleros privados españoles. En los últimos siete años, el sector ha invertido más de 428 millones de euros en innovación, lo cual le ha dotado de una competitividad que le permite estar a la altura de los retos más exigentes.

España se ha especializado en buques avanzados, con unos requerimientos técnicos que no son capaces de alcanzar otros países competidores. Nichos de mercado como los barcos offshore o los buques oceanográficos requieren un alto nivel tecnológico. En ellos prima la capacidad tecnológica de los astilleros frente a las ventajas financieras o del coste de la mano de obra que presentan dichos países.

Los astilleros pequeños y medianos en España se caracterizan por construir buques muy especializados, con un muy alto nivel tecnológico, y centrados en series muy cortas. En la mayoría de las ocasiones tan solo se construye un único buque.

Uno de los mayores retos de los astilleros es, precisamente, el de tener que abordar la construcción de estos verdaderos ‘prototipos’ en un plazo medio de unos dos años. Los astilleros han conseguido un notable nivel, y prueba de ello son las distinciones obtenidas por varios de ellos, con prestigiosos premios internacionales.

Este es el caso, por ejemplo, del buque de apoyo a plataformas petrolíferas OCV (Offshore Construction Vessel) ‘North Sea Giant’, construido por Metalships & Docks para la armadora noruega North Sea Shipping, que fue galardonado en 2012 por la prestigiosa editorial Offshore Support Journal en Londres con el premio ‘Support Vessel of the Year’.

Pymar 

Más recientemente, durante la Conferencia Anual del Offshore Support Journal celebrada en Londres, el buque de apoyo a plataformas petrolíferas (PSV) ‘Edda Ferd’, construido en Astilleros Gondán, ha sido galardonado con el premio al buque más respetuoso con el medio ambiente de Europa de 2013, por su innovadora tecnología en la propulsión diesel eléctrica.